Cómo gestionar tu estrés en épocas de mucho trabajo, 2ª parte. Otros 13 expertos te dan sus claves

Cómo gestionar tu estrés en épocas de mucho trabajo, 2ª parte. Otros 13 expertos te dan sus claves

¡Hola!

¿Cómo estás? Seguro que ya de nuevo metida del todo en el lío del inicio del nuevo curso escolar, la vuelta al trabajo tras el parón del verano y todo el jaleo que eso conlleva. Las vacaciones y el verano quedan ya taaan lejos, ¿verdad? Sin darnos cuenta, ¡nos hemos metido de nuevo en la rueda de hamster!

Pero, tú tranquila, que tú ya sabes que tengo la solución 😉

Tal y como te prometí, te traigo la segunda parte de ese gran recopilatorio que tuve el enorme placer de realizar con las aportaciones de 26 grandes expertos en crecimiento personal y emprendimiento.

Por si no lo recuerdas, o por si te perdiste la primera parte, les pedí que me respondieran a la siguiente pregunta: “¿Cómo gestionas tú el estrés en épocas de muchísimo trabajo?” y con sus extraordinarias respuestas, elaboré un artículo, especialmente para ti, para que te ayude en esos momentos en que el estrés nos paraliza y no sabemos qué hacer, ni cómo salir de él.

Como eran muchos y quedaba muy largo, dividí el artículo en dos partes con 13 aportaciones en cada una.

Por si no pudiste leer la primera parte, puedes leerla de nuevo AQUÍ

Todos ellos aportaron grandes estrategias de mucha calidad y, por supuesto, en esta segunda parte no va a ser menos. ¡Te aseguro que te va a encantar! 😉

¿Quieres ver como es así?

¡Pues ponte cómoda, que vamos allá!

 

PAU NAVARRO: habilidadsocial.com

 

La gestión del estrés y de las emociones es un proceso bastante complejo porque lo que la mayoría de la gente hace es precisamente lo que peor funciona para manejar ese tipo de situaciones.

Me explico:

Las emociones tienen una función. Están ahí porque nos dan información sobre cómo nos afecta el entorno sobre nosotros mismos, así que conviene escucharlas SIEMPRE.

El problema es que mucha gente ni siquiera quiere prestarles atención. Como las consideran negativas, las temen e intentan bloquearlas o minimizarlas para reducir su impacto.

En el caso del estrés podría ser intentar evadirse yendo al cine, tomando un baño relajante o pensando en otras cosas. ¿Quién de nosotros no ha hecho algo parecido en más de una ocasión?

Pero se ha demostrado empíricamente que esta estrategia no funciona. Cuando intentamos bloquear una emoción, se produce un efecto rebote a nivel inconsciente que provoca que todavía vuelva con más fuerza, de ahí que intentar controlar las emociones no sea nada aconsejable.

Sin embargo existe otra vía que llevo tiempo practicando y que me ha dado buenos resultados. Quizás te parezca algo metafísica, pero de nuevo los estudios científicos apoyan su utilidad.

Se trata de no luchar contra el estrés. Sí, ríndete. Deja que éste te llene, acéptalo como algo totalmente natural cuando hay mucha carga de trabajo, y reconocer que, ocurra lo que ocurra, tu vida va a continuar igual.

Piénsalo bien. ¿Verdad que ya has tenido estrés antes y has logrado seguir adelante? Pues sé consciente de ello y asume que esta vez seguramente sea igual. Sí, al final harás tu trabajo estresado, pero lo harás. Como siempre has hecho.

De esta forma el estrés se convierte en una emoción mucho menos tóxica porque terminas por aceptarlo. Lógicamente no desaparece (¡no podemos hacer desaparecer las emociones!) pero deja de convertirse en un freno que puede llegar a bloquearte.

Pruébalo, y poco a poco irás comprobando su eficacia. A mí me funciona a las mil maravillas 🙂

 

“Se trata de no luchar contra tu estrés. Ríndete. Deja que éste te llene, acéptalo como algo totalmente natural”pauMEJOR ARTÍCULO DE PAU RELACIONADO CON EL ESTRÉS: “Cómo controlar las emociones: 10 técnicas que funcionan”  

 

*****************************************************************************************************************************************

 

LOURDES LA CALLE: lourdeslacalle.com

 

Contestando a tu pregunta de ¿Cómo gestiono yo el estrés en épocas de muchísimo trabajo?

Yo haría una distinción entre el estrés producido por exceso de trabajo con el que disfruto y me encanta hacer, y el que me produce el trabajo que no me gusta realizar y hago por pura obligación.

Trabajar en lo que me gusta aún con exceso más que estrés lo experimento como cansancio. Un cansancio que vivo como saludable. Lo combato de forma fácil, durmiendo, procurando comer poco y bien, haciendo deporte, el ejercicio que practico a diario desde hace 4 años “Mi hora de poder”.

La diferencia es que este “cansancio” me hace sentir satisfecha y contenta. Tengo la sensación que el tiempo no existe, no miro al reloj y el trabajo y la creatividad fluyen con facilidad cuando siento pasión por lo que hago.

El problema viene cuando lo que “tengo” que hacer es algo que no me gusta, contraigo y tensiono la espalda y cargo los hombros. Siento un cansancio diferente más parecido a una pesadez enorme, menos energía y una emocionalidad más apagada.

En estos casos es donde yo necesito poner intensidad a mi cuidado personal para combatir el estrés. Los cuidados son prácticamente los mismos, añado estiramientos y ejercicios de yoga, meditación para tranquilizar mi cabeza. Paseos para oxigenarme, mucho silencio y hay una cosa que procuro hacer, cortar en un momento dado e irme a tomar un café con alguna amiga. Nada nutre más que un buen rato con alguien a quien queremos.

Pongo mucha atención en mi estado emocional. Para ser eficaz es muy importe que emoción, razón y acción vayan en la misma dirección, si en algo se ve interrumpido lo atiendo cuanto antes. Tener la cabeza en otros asuntos me impide centrarme y es fácil que cometa errores. O sea que lo abordo cuanto antes para recuperar mi centro y estar disponible con todas mis facultades. Estar triste o enfadada, por ejemplo, altera mi energía, creatividad y condiciona lo que soy capaz de hacer.

Porque nuestro estado emocional influye en los resultados y el rendimiento, contrae o expande nuestro talento, afecta a la calidad de nuestras relaciones por tanto a nuestro desarrollo personal y profesional. De esta relación no siempre somos conscientes.

Procuro estar muy organizada, pues, aunque lo voy corrigiendo tengo una tendencia natural a ser desordenada y no hay nada que te haga perder más tiempo. Procuro no perder el foco de lo que estoy haciendo. Para ello hago mi planning de horarios y agendo las tareas  y eso me hace ir más segura. También subdivido los trabajos en pequeños bloques de dos horas, para que no se me hagan muy pesadas, y me tomo descansos de 5 o 10 minutos.

Tengo un secretillo y es que bailo sola, jajá…me pongo música y bailo un par de canciones en los descansos. Al mover el cuerpo la energía se activa y resulta muy beneficiosa. De esta forma estoy lista para retomar mi actividad.

En definitiva, cuidados personales, físicos, mentales y emocionales que me permitan estar a pleno rendimiento, al 100%, trabajando con dirección y foco.

El secreto para mí está más en la calidad que en la cantidad, hacer lo que me apasiona, porque entonces las cosas tienen sentido y es un placer hacerlas. Mejorar el rendimiento organizando, priorizando, manteniendo el foco en la tarea, eliminando las interrupciones innecesarias, por supuesto fuera móviles y el trabajo lo más sistematizado posible.

 

“Procuro no perder el foco de lo que estoy haciendo. Para ello, hago mi planning de horarios y agendo las tareas y eso me hace ir más segura. También subdivido los trabajos en pequeños bloques de dos horas, para que no se me hagan muy pesadas, y me tomo descansos de 5 o 10 minutos”. lourdesMEJOR ARTÍCULO DE LOURDES RELACIONADO CON EL ESTRÉS: “Cabeza y corazón en la misma dirección”

 

****************************************************************************************************************************************

ANTONIO G.: inteligenciaviajera.com

 

La mejor gestión del estrés que he puesto en marcha, especialmente en mi etapa de rediseño del blog, es ampliar mucho la jornada de trabajo.

Prefiero estar estresado una semana que un mes, así que opté por trabajar como si no hubiera un mañana, con jornadas de 16-18 horas para cortar ese estrés cuanto antes.

Por otro lado intentaba, eso sí, cuidar mucho la alimentación comiendo algo rico. Es muy importante un toque de gastronomía.

Además, como mi chica es masajista de vez en cuando tomaba un masaje. Si no tienes este lujo a tu alcance, existen un montón de clínicas de fisioterapia o terapias naturales a las que puedes ir a relajar tensiones.

A veces comemos fuera y en el paseo hacia el restaurante también puedes desconectar.

Nunca está de más un poquito de espiritualidad practicando técnicas como la meditación o el Reiki.

Resumiendo, mi técnica es: ampliar la jornada de trabajo para reducir los días de estrés, buena comida, masajes, pasear y por qué no decirlo también: disfrutar del sexo en una pausa.

 

“Prefiero estar estresado una semana que un mes, así que opté por trabajar como si no hubiera un mañana, con jornadas de 16-18 horas para cortar ese estrés cuanto antes”antonioMEJOR ARTÍCULO DE ANTONIO RELACIONADO CON EL ESTRÉS: “No seas tú quien muera a los 25”

*******************************************************************************************************************************************

LOURDES GALARRAGA: lourdesgalarraga.com

 

Cuando estoy muy estresada, en los momentos en los que me doy cuenta de la aceleración, paro de inmediato y respiro varias veces concentrándome en cómo entra y sale el aire y dándome cuenta de que lo único que realmente necesito en ese instante es respirar. Todo lo demás, pasa a segundo plano. Vuelvo a reenfocar mis compromisos a corto plazo, marcando prioridades  y tiempos, de esa forma vacío mi mente de preocupaciones, recolocando las tensiones. Cada elemento estresante va a parar como a un “cajón de espera” en mi mente y así tengo la sensación de que todo está atendido (problema “x”, esperando a que le atienda a “x” hora en “x” día). Al terminar el día me felicito por lo realizado y cumplido y planifico nuevamente las tareas…. Y, para conciliar el sueño, nuevamente RESPIRAR conscientemente.

 

“Cada elemento estresante va a parar como a un “cajón de espera” en mi mente, y así tengo la sensación de que todo está atendido: problema “x”, esperando a que le atienda a “x” hora en “x” día”lourdes-gMEJOR PROPUESTA DE LOURDES PARA AFRONTAR EL ESTRÉS: “Formación Feng shui”

********************************************************************************************************************************************

ANTONI CARNÉ: antonicarne.com

 

Meditación

Tengo la suerte de practicar meditación habitualmente, normalmente cada día. Aunque me despierto con un montón de pre-ocupaciones y tareas en mi cabeza, me permito reservar media hora para mí.

Desde la meditación conecto con mi esencia y con el silencio interior donde siento la paz que hay en mí. Conecto con el aquí y el ahora y todos los pensamientos y emociones que experimento se relativizan y siento que, aunque pasan por mí, yo soy quien los observa… no tengo porque ser su sirviente.

La meditación que practico por la mañana consta de tres fases:

  • En la primera utilizo un mantra, “yo soy”, inspirando con la palabra “soy” y espirando con la palabra “soy”.
  • En la segunda fase, observo mis pensamientos y emociones sin aferrarme a ellos, “soltándolos” tan pronto sienta su presencia.
  • En la última fase, invoco el sentir esencial en mi interior, donde uno puede experimentar la paz inmutable que, en esencia, ya somos.

 

Reflexión meditativa sobre el tiempo

A menudo, en el momento en que siento que la ansiedad o el estrés se apoderan de mi, también me es útil reflexionar meditativamente sobre algunos aspectos relacionados con el “tiempo”, poniendo en cuestión creencias que me limitan y que suelen aumentar los efectos nocivos del estrés. A modo de ejemplo, éstas son algunas de las creencias o pensamientos que cuestiono desde el silencio y el respeto a mí mismo: ¿realmente tengo tanta prisa? ¿cómo soy más efectivo, pre-ocupándome… o más bien ocupándome de lo que tenga que hacer? ¿rememorar este hecho o situación pasada me está aportando algo? ¿estoy anticipando lo que pasará en base a algo real… o sólo en base a mis miedos y falta de confianza?

La reflexión meditativa nos permite parar unos segundos nuestra ininterrumpida actividad y tomar conciencia de las bases reales, si es que existen, que provocan nuestro estrés y ansiedad.

 

Descargar la mente – planificación y organización

También me es útil descargar el montón de tareas, ocupaciones e ideas que deambulan caóticamente por mi mente en un papel, organizando y planificando todo lo que tengo que hacer. Desplazar el foco de atención desde la mente dispersa a un cierto orden en lo exterior y establecer prioridades suele ser muy efectivo.

 

Toma de Conciencia del mundo de las causas y el mundo de los efectos

Por último, me gustaría destacar un aspecto tal vez más metafísico pero que, en los últimos tiempos, me está siendo realmente transformador. Desde mi punto de vista el mundo de las formas, nuestro mundo material, se corresponde mucho más con el mundo de los efectos que con el de las causas. Intentaré explicarme: lo que acontece en nuestra vida no puede ser modificado ni en el momento que sucede ni en el pasado más inmediato o lejano; y a menudo nos empeñamos en no aceptar o cuestionar lo que nos pasa o nos ha pasado. Esta “lucha” nos desgasta a todos los niveles y provoca culpa por el pasado, y ansiedad y estrés en el presente proyectando y anticipando un futuro tan solo imaginado. Desde mi experiencia, me es más útil trabajar desde la mente y el corazón, siempre en el momento presente, para cambiar las creencias, los patrones y las percepciones que, en última instancia, generan situaciones de estrés en mi vida cotidiana.

Desde esta visión experimento que puedo relativizar las experiencias que siento como “negativas” en mi vida, y tomar conciencia de mi poder y responsabilidad en mi camino hacia la paz interior.

 

Espero que mi experiencia pueda ser útil… ha sido un auténtico placer poderla compartir.

¡Un sentido y cálido abrazo! 

 

“Lo que acontece en nuestra vida no puede ser modificado ni en el momento que sucede, ni en el pasado más inmediato o lejano. Y a menudo nos empeñamos en no aceptar o cuestionar lo que nos pasa o nos ha pasado. Esta “lucha” nos desgasta a todos los niveles y provoca culpa por el pasado, y ansiedad y estrés en el presente, proyectando y anticipando un futuro tan solo imaginado”antoniMEJOR PROPUESTA DE ANTONI RELACIONADA CON EL ESTRÉS: “Curso de Mindfulness: el Arte de la Meditación”

 

*****************************************************************************************************************************************

 

ERNEST GUIRAO: omniareikiinstitute.com

 

De manera resumida, hago lo siguiente:

  • Con respiración consciente en ciclos de 4
  • Meditación
  • Presencia corporal
  • 2 litros de agua al día (Para eliminar los radicales libres y la adrenalina)
  • Acepto lo que soy, y agradezco todo lo que tengo ahora.

 

A lo largo de mi experiencia vital, mi vida laboral ha ido cambiando de perspectiva y valores, y con ello los síntomas que me provocaba.

En mi caso, el trabajo pasó de ser una necesidad vital de supervivencia (adrenalina) hace 20 años sin importarme que hiciera durante la jornada laboral, a hoy, que puedo decir que no estoy trabajando, estoy disfrutando, estoy conectado con mi esencia (endorfina).

 

Como mi experiencia profesional viene del desarrollo personal en el campo de la energía vital y la relación del ser humano con su medio (micro y macro) compartiría contigo 5 puntos importantes que reflexiono cuando me pasa, acompañados sobre todo de una respiración de consciente, música tranquila, un buen aroma y agua:

 

  1. Nada es para siempre. Nada es tuyo, todo es prestado para vivir.
  2. Todo es eterno, como yo. Hay para todos, aunque no lo sepa ver ahora. Sólo es un sentimiento de carencia personal.
  3. Nada es tan bueno ni tan malo. Sólo son percepciones personales. Nada es real objetivamente.
  4. El presente es lo único que existe y es catalizador del mañana.
  5. ¿Qué estás pensando ahora? Qué estás sintiendo y haciendo ahora es lo único importante.
  6. Y me pregunto, entonces: ¿Para qué quiero experimentar el estrés? ¿Qué sentimiento hay detrás de este estrés? Acepto y sigo tratando de ver la gratitud y la abundancia en mi vida.

 

“Me pregunto: ¿Para qué quiero experimentar el estrés? ¿Qué sentimiento hay detrás de ese estrés? Acepto y sigo tratando de ver la gratitud y la abundancia en mi vida”ernestMEJOR ARTÍCULO DE ERNEST RELACIONADO CON EL ESTRÉS: “Reiki para la ansiedad, estrés, depresión”

 

******************************************************************************************************************************************

 

VICTORIA PÉREZ: planetavital.com

 

Mi forma de gestionar el estrés tiene varios frentes:
– Alimentación: evitando alimentos difíciles de digerir e incluyendo más frutas y verduras. No soy demasiado talibán de nada, así que en cuanto a dietas mis líneas son muy generales. En esas épocas, cosas facilitas de digerir y con mucha energía.
– Me gusta relajarme paseando, para mí es una meditación activa que me funciona muy bien. Me ayuda a soltar lo que no me sirve y a oxigenar mi mente.
Otra cosa que no puedo olvidar en esos momentos es el orden: Tiendo a ser un poco caótica, y si en esos días cuido de que todo a mi alrededor esté en su sitio, todo pasa más rápido.

 

“Pasear para mí es una meditación activa que me funciona muy bien. Me ayuda a soltar lo que no me sirve y a oxigenar mi mente” victoriaMEJOR ARTÍCULO DE VICTORIA RELACIONADO CON EL ESTRÉS: “7 alimentos relajantes para combatir el estrés”

******************************************************************************************************************************************

 

MARÍA JOSÉ MOCHÓN: tudoulaonline.com

 

Sólo hay una manera de parar el estrés en momentos de muuucho trabajo.

Insisto, solo una.

Y es PARAR.

Y ya lo sé. No es fácil. Parece que cuando una se mete en esa vorágine de tener que acabar las cosas no atiende a razones y aunque el estrés y el cansancio nos hace rendir menos que un grillo, ahí seguimos erre que erre intentando avanzar.

Lo que yo hago.

1º Aturullarme, no entrar en razones. Enfadarme con quien me insinúa que debo descansar… si ellos supieran…

2º Comer. Sí, como más de lo que necesito en épocas de estrés. Normal, no me estoy sintiendo, no escucho mis necesidades, mi yo interior… así que ese vacío lo suplo con comida rápida.

3º No dormir bien. Aún en la cama mi cabeza sigue maquinando cómo hacer y cómo no hacer.

4º Mirarme al espejo. Pues sí llega una mañana que después de la ducha mi miro y ya no me reconozco. Se fue el brillo de los ojos, cogí un tono de piel parduzco y apagado y entonces es cuando realmente reacciono.

 

¡Qué le vamos a hacer! Soy de proceso lento.

 

Pero bien. A partir de ahí comienzo a agendar mis pequeñas paradas que me hacen ir recuperando el control de una vida normal y empezar a disfrutar.

Lo que a mí me sirve  y que me recupera super rápido es:

– Pasear temprano o al atardecer por la naturaleza (la tengo cerca, así que me es muy fácil)

– Si hace buen tiempo nadar… el agua es una gran limpiadora de emociones 

– Despejar el salón de mi casa para hacer un buen hueco para bailar buena música a buen volumen

– Dibujar mandalas

– Hacer ganchillo 🙂

– Meditar unos 10 minutos para conectar con mi respiración

– En días muy inspirados hago ejercicio, me sienta muy bien, pero soy demasiado perezosa 🙁

 

El cuerpo es muy agradecido y a los pocos días de estar permitiéndome estas paradas comienzo a rendir el doble que antes, y lo mejor es que parece que todo el caos que tenía en la cabeza parece ordenarse. Las ideas fluyen y todo comienza a salir.  Empiezo a comer lo que necesito sin atracos, duermo tranquila y sosegada y la luz y el brillo vuelven a mis ojos y mi piel. Y claro empiezo a sonreír porque antes de eso mis hijos se susurran entre sí: “ya se ha convertido en una bruja mala”

Realmente es tan, tan fácil, con dejar al cuerpo un poquito de respiro cada día y conectar con tus necesidades todo sale palante.

¡¡Ánimo!! Si yo puedo tú también, faltaría más.

 

Te dejo un regalo para que empieces a practicar con la meditación guiada:

MEDITACIÓN PARA SOLTAR LA TENSIÓN

 

“Solo hay una manera de parar el estrés en momentos de muuucho trabajo. Insisto, solo una. Y es parar. El cuerpo es muy agradecido y a los pocos días de estar permitiéndome estas paradas comienzo a rendir el doble que antes y todo el caos que tenía en la cabeza parece ordenarse. Las ideas fluyen y todo comienza a salir” ma-joseMEJORES ARTÍCULOS DE MARÍA JOSÉ RELACIONADOS CON EL ESTRÉS: “5 maneras en las que tu niña interior herida contamina tu vida (I parte)”  y “Las otras 5 maneras en que tu niña interior herida contamina tu vida (II parte)”

 

******************************************************************************************************************************************

 

ANA VICO: befullness.com

 

El estrés es bueno en pequeñas dosis. El estrés dosificado nos centra, hace que nuestra atención se focalice y no nos dispersemos. Dicho en palabras llanas, “que estemos en lo que tenemos que estar”. El problema del estrés actual es que hemos dejado que campe a sus anchas y se distorsione hasta llegar a convertirse en lo que es hoy en día, un problema psicológico. Para evitar que nuestro estrés llegue a un nivel patológico, lo ideal es centrarnos en el presente, sin agobiarnos excesivamente por el futuro. El futuro llegará, sí, pero podemos trabajar en el presente para que ese futuro no sea tan negro.

 

Yo en mi caso utilizo mucho la respiración, el mindfulness (una herramienta que disminuye el estrés) está basada en ese fundamento, en ponernos en el aquí y en el ahora. Si tú también quieres, puedes comenzar a disolver tu estrés ayudándote del mindfulness.

 

“Para evitar que nuestro estrés llegue a un nivel patológico, lo ideal es centrarnos en el presente, sin agobiarnos excesivamente por el futuro”ana-vicoMEJOR ARTÍCULO DE ANA RELACIONADO CON EL ESTRÉS: “El estrés bueno y el estrés malo”

 

************************************************************************************************************************************

 

MÓNICA FUSTÉ: monicafuste.com / institutodesuperaccion.com

 

La forma como gestiono el estrés es habiendo incorporado buenos hábitos. Cada día medito 20 minutos por la mañana y hago 30 minutos de yoga. 2 veces a la semana como mínimo voy al gym. Duermo 8 horas cada día y tengo una alimentación sana. Por otra parte, pongo atención a la respiración, hago pausas durante el día y a menudo, entre semana, voy al mar o a la naturaleza a llenarme de aire fresco.

En resumen, respeto y pongo atención a los límites de mi cuerpo y lo cuido como si fuera el mayor tesoro. El estrés, para mí es un desequilibrio. Para evitarlo se trata de mantener siempre la conexión con uno mismo.

 

“El estrés para mí es un desequilibrio. Para evitarlo, se trata de mantener siempre la conexión con uno mism”monicaMEJOR ARTÍCULO DE MÓNICA RELACIONADO CON EL ESTRÉS: “Cómo afrontar el síndrome postvacacional con alegría” 

 

********************************************************************************************************************************************

 

MIRIAM MARTÍN: psicorumbo.com

 

Como imagino que todo el mundo yo también  he tenido épocas en las que sentía que el trabajo me desbordaba y no solo el trabajo sino  que a veces se mezclan también problemas personales, compromisos sociales, etc, etc…

 

En resumen hay veces en la vida que es imposible llegar a todo.

 

El primer paso para gestionar estas situaciones sin morir en el intento es aceptar que efectivamente no puedes llegar a todo y que hay que priorizar. Es absurdo quitarte horas de sueño, comer mientras trabajas o ir corriendo todo el día de un lado de otro.

 

Créeme y te lo digo por experiencia que de esta manera solo vas a lograr estresarte, forzar tu cuerpo y rendir mucho peor en todas las cosas que hagas. Tiene un efecto completamente paradójico ya que dedicarás más horas a las tareas pendientes pero las harás peor, rendirás menos y por tanto necesitaras más tiempo.

 

En este tipo de situaciones lo que suelo hacer (y me trae bastantes buenos resultados) es coger una libreta, apuntar todas las tareas que tengo pendientes y ordenarlas por orden de prioridad, ya que voy a tener que prescindir de algo que sea de lo menos importante y de lo que menos resultados da.

 

También trato de observar mi mente y controlar ese dialogo interno que a veces me insinúa que si no hago todas las tareas a tiempo no seré lo suficientemente buena o tendré consecuencias horribles.

 

Piensa ¿Qué es lo peor que podría pasar si haces todas estas tareas? Lo más probable es que no pase absolutamente nada.

 

No somos máquinas, somos humanos y es importante que seamos consciente de dónde esta nuestro limite en lo que a carga de trabajo se refiere.

 

“El primer paso para gestionar estas situaciones sin morir en el intento es aceptar que efectivamente no puedes llegar a todo y que hay que priorizar”miriamMEJOR ARTÍCULO DE MÍRIAM RELACIONADO CON EL ESTRÉS: “¿Por qué tenemos tanto miedo a perder?” 

 

******************************************************************************************************************************************

 

SANDRA LLINARES: escuelaemprenderconexito.com

 

Cuando tengo mucho trabajo suelo pasarme el día delante del ordenador. Me exijo bastante a mí misma y siento que el día no tiene suficientes horas para todo lo que tengo que hacer. Gestionar el estrés no es algo que tenga completamente dominado. Pero sí que con la experiencia he visto que hay una serie de claves que me ayudan a reducirlo.

 

Aquí te cuento algunas de las cosas que veo que me ayudan a estar más tranquila, más concentrada y con más creatividad cuando estoy a tope de trabajo:

 

  1. Dormir al menos 7 horas. Si duermo poco al día siguiente no tengo energías ni ganas de trabajar. Me cuesta pensar y mantenerme concentrada. Así que irme a dormir pronto el día antes me ayuda a descansar bien, a tener la mente despejada y a afrontar el día con más tranquilidad.

 

  1. Hacer una meditación guiada antes de empezar a trabajar. Antes de encender el ordenador me pongo el CD de la activación de la glándula pineal, que en realidad es como una meditación guiada, y dedico esos 15 minutos a conectarme.

 

  1. Decidir el día antes cuál será la tarea más importante que realizaré y empezar por esa. Antes de leer el correo, antes de entrar en redes sociales, antes que nada, empiezo y termino la tarea más importante. Me puede llevar horas o incluso todo el día. Pero así tengo la sensación de que realmente avanzo en mi trabajo, me siento mejor conmigo misma y me motivo para seguir. Si empiezo leyendo y respondiendo emails se me puede pasar toda la mañana y luego tengo la sensación de que no he hecho nada útil y productivo, además de pensar todo el rato que debería estar trabajando en lo que tengo pendiente. Para mí es importante esa sensación de progresar en los proyectos para seguir motivada y con ganas.

 

  1. Agrupar tareas similares y hacer una sola cosa a la vez. Por ejemplo, si estoy preparando un curso y también tengo sesiones con clientes, me pongo todas las sesiones el mismo día. Así no tengo que interrumpir mi trabajo para atender a un cliente cuando estoy concentrada en la creación del curso y dispongo de otros días enteros para mi curso. Cambiar de tarea a menudo es fatal para la concentración y la creatividad.

 

  1. Ir a pasear por la montaña. Esto no lo hago cada día. Pero de vez en cuando, aunque tenga mucho trabajo, me va bien hacer una pausa e ir a darme un paseo de una hora por la montaña. Me ayuda a desconectar y a tranquilizar la mente. Muchas veces se me ocurren buenas ideas durante esos paseos. Cuando dejo de estar metida en el trabajo el cerebro hace sus propias conexiones y me da ideas inesperadas y emocionantes que puedo aplicar de inmediato.

 

  1. Hacer una pausa para hablar por teléfono con una amiga o con mi hermana. A veces solo necesito el contacto humano, aunque sea a distancia. El trabajo del emprendedor a veces es muy solitario y necesito compartir o hablar de algo que no tenga nada que ver con mi proyecto. Así cuando vuelvo al trabajo me siento más despejada.

 

Como ves todo lo que hago es con el objetivo de tener la mente descansada, tranquila y focalizada. Así logro disfrutar más y sacar el trabajo adelante.

 

No siempre consigo estar en plan zen. Pero espero que te sirvan estas cosas que yo hago para llevar mejor las épocas de mucho trabajo. Oye, no pierdes nada por probar. A mí me funcionan 🙂

 

“Antes de leer el correo, antes de entrar en redes sociales, antes que nada, empiezo y termino la tarea más importante”sandraMEJOR ARTÍCULO DE SANDRA RELACIONADO CON EL ESTRÉS: “Cómo superar el miedo, hacer lo que temes y tener éxito” 

 

********************************************************************************************************************************************

 

MAMEN PÉREZ: universoflow.es

 

Emprender en Internet y trabajar generando contenidos e investigando y explorando continuamente, conlleva estar sometido a multitud de estímulos diariamente, enfrentarse a menudo a nuevos retos y trabajar con la incertidumbre y el cambio como compañeros de viaje inseparables.

Pasar mucho tiempo sentada ante el ordenador tampoco ayuda mucho.

En estos tres años como blogger a jornada completa he notado los efectos negativos de todo esto tanto en el cuerpo como en la mente.

En mi caso la solución está pasando por varias medidas:

  • Ser consciente de la situación, escucharme y darme cuenta que de nada sirve escribir y crear contenidos y productos para mejorar el mundo si no empiezo por cuidar mi propia salud física, mental y emocional.
  • Comprender, como conté con detalle en este post, que moverme es algo intrínseco y no sólo consiste en hacer deporte.
  • Incorporar nuevos hábitos saludables para la mente y el cuerpo dejando de lado por completo la culpa y las prisas.

Aparte de movimiento y equilibrio entre las horas de trabajo y vida personal lo que más me desestresa tiene mucho que ver la práctica de actividades sencillas que me obligan a parar y alejarme de las pantallas.

Mis preferidas son dibujar y escribir historias, leer, hacer fotografías, cocinar, un baño relajante, un café, salir a tomar algo en buena compañía, una buena película, una mini escapada, pasear observando plantas y hojas, etc.

No creo que necesitemos sofisticadas estrategias para desetresarnos. A veces lo más sencillo es lo más efectivo e implementable.

Así que todo se resumiría en lo siguiente: amo las pequeñas cosas y ellas me recargan de energía. Mi gran asignatura pendiente: la meditación.

Sobre esto recomiendo la lectura de la Biografía del Silencio de Pablo D,ors.

 

“No creo que necesitemos sofisticadas estrategias para desestresarnos. A veces lo más sencillo es lo más efectivo e implementable” mamenMEJOR ARTÍCULO DE MAMEN RELACIONADO CON EL ESTRÉS: “Aprendizajes imprescindibles de una slow blogger en proceso de reinvención”

 

********************************************************************************************************************************************

 

Pues hasta aquí las aportaciones de todos estos “cracks” que han tenido la gran generosidad de querer compartir aquí sus estrategias para afrontar el estrés y que, gracias a ello, han aportado tantísimo valor a este artículo y al anterior. ¡Qué lujazo!, ¿verdad?

 

Pero, antes de despedirme por hoy, déjame hablar contigo muy seriamente. Si vas todo el día como una moto, corriendo arriba y abajo apagando fuegos, y tienes que atender tantas cosas que acabas olvidándote hasta de ti misma y nunca encuentras tiempo para ti, ni para cuidarte, necesitas hacer algo YA, antes de que tanto estrés te pase factura. Parece una tontería sin importancia, pero, por experiencia, te aseguro que no lo es.

 

Necesitas aprender a parar, a encontrar tiempo para ti, para cuidarte. Necesitas conectar contigo y con tus necesidades. Tener tu espacio de calma, de paz y tranquilidad. Si no sabes cómo conseguirlo, yo te ayudo 🙂  Sólo tienes que registrarte en mi Mini-curso “Aprendiendo a Parar”. Es gratis pero, te aseguro que te puede ayudar mucho. ¿Te animas a probar?

 

¡Porfa, cuéntame en los comentarios, qué te ha parecido este artículo, el anterior, el mini-curso o lo que quieras! Estaré encantadísima de leerte por aquí. Y, si te ha gustado y te ha servido de ayuda, no te olvides de compartirlo en las redes sociales. Así más personas podrán beneficiarse de él.

Ah, y ya sabes que, si te apetece contactar conmigo, puedes escribirme también a ana@zonamindful.com 

 

Pues ahora sí que ya me voy. ¡Que tengas muchos momentos de paz y tranquilidad y que seas muy feliz!

Nos volvemos a ver muy pronto por aquí 😉

 

Un abrazo enorme!

Logo-Ana-Costa

 

 

 

Me llamo Ana Costa y mi misión es ayudarte a que escuches tu voz interior, a que seas fiel a ti misma, a que descubras quién eres, quién quieres SER y qué vida quieres llevar.
Quiero que alejes de tu vida el estrés, el miedo, la frustración y la baja autoestima y que aprendas a construir por ti misma, la vida serena, segura y feliz que deseas.

Te espero en zonamindful.com, tu Zona Libre de Estrés.
¿Me acompañas?

Accede aquí al Mini-Curso Gratuito “Aprendiendo a Parar” .

Descárgate aquí mi Regalo “Un Año de Mindfulness” .

Tags:
8 Comments
  • Jesús
    Posted at 17:05h, 23 septiembre Responder

    ¡¡¡Igual de bueno o mejor que la primera parte!!! Genial Ana

    • Ana Costa
      Posted at 07:38h, 29 septiembre Responder

      Sí, la verdad es que con aportaciones de tanta categoría, resulta facilísimo 😉

      ¡Muchas gracias, Jesús! Me alegro mucho de que te guste 😀

      Un fuerte abrazo!

  • María Jesús
    Posted at 19:37h, 23 septiembre Responder

    Ana muchas gracias por compartir los consejos y experiencias de estos excelentes profesionales, incluída tú misma, para la gestión del estrés, y de seguro estos consejos me serán muy útiles para gestionar momentos de estrés, Un abrazo¡

    • Ana Costa
      Posted at 07:41h, 29 septiembre Responder

      ¡Muchas gracias a ti, María Jesús! Por leerlos y también por pasarte por aquí a comentar 🙂

      Me alegro muchísimo de que, entre todos, hayamos podido aportar contenidos útiles que te ayuden. Esa es la intención.
      Ya me contarás qué tal te ha ido 😉

      ¡Un fuerte abrazo!

  • Lourdes Galarraga
    Posted at 09:46h, 25 septiembre Responder

    Hola Ana! Estupenda recopilación de consejos y experiencias. Tomo nota de muchas sugerencias bien útiles.
    Mil gracias por invitarme a compartir este espacio y mi enhorabuena por tu estupendo trabajo. Un abrazo!

    • Ana Costa
      Posted at 07:48h, 29 septiembre Responder

      ¡Gracias a ti, Lourdes! Un placer enorme poder contar también contigo 🙂

      Me alegro mucho de que te guste.
      La verdad es que, entre todos, habéis dejado mucho valor en mi blog y estoy muy feliz por eso. ¡Yo también he aprendido un montón! Mil gracias por vuestra generosidad.

      ¡Un abrazo enorme!

  • Sandra Llinares
    Posted at 13:38h, 27 septiembre Responder

    Hola Ana!
    Muchas gracias por invitarme a participar en tu blog.
    Me han gustado mucho las aportaciones de los demás profesionales.
    Un abrazo a todos!

    • Ana Costa
      Posted at 07:53h, 29 septiembre Responder

      ¡Las gracias te las doy yo a ti, Sandra! Todo un lujazo poder contar contigo y con tanto crack junto en mi blog 😉

      Me alegro mucho de que te haya gustado.
      Estos artículos demuestran lo que yo creo tan firmemente: que, entre todos, no sumamos, sino que multiplicamos y aportamos muchísimo más que si lo hiciéramos por separado.
      La experiencia me ha gustado tanto y he disfrutado tantísimo con ella, que seguro que repito con algún otro tema de interés 😉

      ¡Gracias otra vez, Sandra!

      Un abrazo enorme 🙂

Post A Comment

Responsable: Ana María Costa García (yo misma).

Finalidad: Enviarte mis nuevos contenidos y propuestas que puedan interesarte (jamás spam).

Legitimación: Tu consentimiento.

Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Active Campaign, (proveedor de email marketing de zonamindful.com), fuera de la UE en EEUU. Active Campaign está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aquí, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver Política de Privacidad de Active Campaign (https://help.activecampaign.com/hc/en-us/articles/218789997-Privacy-Policy).

Derechos: Por supuesto, tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies